claves para mejorar la calidad del aire interior

La importancia de la calidad del aire interior (CAI) en edificios y tres claves para mejorarla

Cuando hablamos de la calidad del aire interior (CAI), nos referimos al aire que circula dentro y alrededor de los edificios, en especial en todo lo relacionado con la salud y el bienestar de las personas que los ocupan.

La permanencia prolongada en el interior de edificios es algo inevitable en nuestra vida cotidiana. Según la OMS, pasamos hasta un 90% de nuestro tiempo en ambientes cerrados, donde no siempre la calidad del aire cumple con los requisitos para garantizar nuestra salud.

Y es que en este tipo de ambientes coexisten todo tipo de ácaros, virus, bacterias, partículas contaminantes, etc., que alteran la calidad del aire que respiramos afectando seriamente a nuestra salud. Entender y controlar esta situación, tomando las medidas de prevención y control adecuadas, puede reducir significativamente este riesgo, evitando en gran medida brotes de asma y alergias, por ejemplo.

3 CLAVES PARA MEJORAR LA CALIDAD DEL AIRE INTERIOR EN EDIFICIOS

1. Filtrado. Combate las impurezas.

Los filtros del aire atrapan las partículas suspendidas en el ambiente. Este proceso ayuda a reducir virus, bacterias y pólenes que se encuentran presentes en los espacios interiores. La efectividad de un filtro de aire depende de la forma en la que recoge los contaminantes del aire interior y de cuánto de este aire extrae.

2. Ventilación. Favorece la renovación del aire.

Para disminuir las concentraciones de contaminantes del aire en espacios cerrados lo mejor es incrementar la cantidad de aire externo que ingresa al interior. La ventilación ayuda a eliminar o diluir los contaminantes transmitidos por el aire y mejora su calidad en los interiores (IAQ).

Algunas formas de renovar el aire interior:

  • A través de ventilación natural, como ventanas y puertas.
  • A través de medios mecánicos, como entradas de aire externo asociadas con el sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado.
  • Mediante la infiltración, un proceso por el cual el aire externo ingresa al edificio a través de aberturas, juntas, alrededor de ventanas y puertas, etc.

3. Purificación. Mantiene el aire limpio y saludable.

Consiste en eliminar los elementos contaminantes que se encuentran en suspensión, como pueden ser los tóxicos, el humo y las partículas presentes en el aire. La manera más eficiente de purificar el aire es contando con un sistema de ventilación de doble flujo, capaz de impulsar aire desde el exterior, controlando en todo momento el que entre.

LEGISLACIÓN Y NORMATIVAS EN TORNO A LA CALIDAD DEL AIRE INTERIOR EN EDIFICIOS

En España, la normativa para la calidad del aire interior en viviendas o en aparcamientos, garajes y edificios de cualquier otro uso la establece el Código Técnico de la Edificación (CTE DB HS 3). En el caso de los edificios de uso público, las exigencias las dicta el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE).

Según este último, los edificios públicos deben disponer de un sistema de ventilación que garantice la adecuada aportación de aire procedente del exterior, garantizándose la evacuación del aire interior contaminado. La normativa no dicta tan solo un determinado caudal de aire, sino que tiene en cuenta varios factores como la carga total de polución en función de los materiales, actividad que se lleva a cabo, ocupación, etc. Así, el RITE establece 4 niveles de calidad del aire:

  • IDA 1: Aplicable a hospitales, clínicas, laboratorios o guarderías. La calidad del aire debe ser óptima.
  • IDA 2: Oficinas, residencias, museos, aulas de enseñanza, piscinas, salas de lectura… La calidad del aire debe ser buena.
  • IDA 3: Otros edificios comerciales y de ocio. En este caso la calidad del aire debe ser media (como mínimo).
  • IDA 4: Esta última división hace referencia a un aire de calidad baja y no se debe aplicar.

Para ser aún más conscientes de la importancia de contar con una buena calidad de aire interior en los edificios, especialmente en los tiempos que corren, os dejamos con un dato de la Organización Mundial de la Salud que, en uno de sus informes, estima que la contaminación ambiental debida a partículas es responsable del 1,4% de todas las muertes en el mundo.

La contaminación atmosférica en interiores tendría un efecto aún mayor, especialmente en países en vías de desarrollo, debido al uso de combustibles fósiles en los hogares para cocinar y calentarse.

En SELVAGGIA realizamos mediciones de calidad el aire interior en empresas, fábricas, viviendas, edificios de la administración, etc, desde el año 2003, y estamos especializados en hospitales, validación de quirófanos y otras salas de ambiente controlado. Contacta con nosotros sin compromiso.

mosquitos culex

Enfermedades de transmisión vectorial: una amenaza real.

Ya es una realidad que nos encontramos ante un escenario preocupante en cuanto a la transmisión de enfermedades por parte de vectores como los mosquitos. De hecho, el Sistema de Inteligencia Epidemiológica de la Unión Europea (EPIS) ha declarado que éstas representan la mayor parte de las amenazas para la salud pública en los últimos años.

El Centro Europeo para Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) publica en su informe epidemiológico anual de 2019 que las enfermedades emergentes y transmitidas por vectores representaron la mayoría de las nuevas amenazas para la salud pública (41%) en la UE durante 2019. Muy por encima de las enfermedades transmitidas por los alimentos y el agua (15%).

Alertas y brotes en el Sistema de Inteligencia Epidemiológica de la UE (EPIS)

Las incidencias de enfermedades emergentes y de transmisión vectorial en la UE registradas en el sistema EPIS se relacionaron en 2019 principalmente con el dengue, el zika y la fiebre del Nilo Occidental (WNF). Las dos primeras son amenazas registradas ya en el sistema y transferidas de años anteriores, que se mantienen y se consideran peligros a largo plazo. En el caso de la fiebre del Nilo Occidental, se la incluye, también desde años pasados, dentro del grupo de enfermedades de seguimiento estacional.
En 2019 fueron los casos autóctonos de dengue registrados en Francia (9) y España (2) las amenazas consideradas de especial interés. Basándose en observaciones previas de transmisión de arbovirus autóctonos durante la última década, el ECDC prevé la aparición de casos autóctonos esporádicos o grupos limitados de dengue en la región mediterránea y el sur de la UE / EEE.

Los mosquitos, una amenaza emergente

Los arbovirus (virus transmitidos por artrópodos) son todos los virus que se transmiten al ser humano o a otros vertebrados por ciertas especies de artrópodos hematófagos. Especialmente insectos (moscas y mosquitos) y arácnidos (garrapatas).
Los arbovirus Dengue, zika, WNF y otros con potencial de emergencia en la UE, como el virus Chikungunya, tienen en común su transmisión por la picadura de mosquitos.

Las especies invasoras de mosquitos con capacidad vectorial suponen un cierto riesgo de brotes de arbovirus en la Unión Europea asociadas a la frecuente introducción y cambiante circulación de virus.

  • Aedes aegypti está considerado el vector más eficaz de enfermedades víricas, como el zika, el dengue, el Chikungunya y la fiebre amarilla.
  • Aedes albopictus, aun siendo un vector menos eficaz, se ha asociado a casos autóctonos en Europa de dengue, zika y Chikungunya.
  • Aedes japonicus se considera un transmisor de enfermedades víricas de menor relevancia que las otras dos especies. Aunque no se considera un riesgo sanitario de gran relevancia, esta especie puede transmitir enfermedades víricas. Especialmente el virus del Nilo Occidental, que circula en algunas zonas de Europa.

mosquito aedes aegypti mosquito aedes albopictus mosquito aedes japonicus

La fiebre del virus del Nilo Occidental

Cabe hacer especial mención a esta enfermedad; la fiebre del virus del Nilo Occidental, de la cual tenemos actualmente un severo brote abierto en Andalucía (La Puebla y Coria del Río en Sevilla). Ha afectado a 39 personas, llevando a la hospitalización de 23 pacientes (8 de ellos en la UCI) y el fallecimiento de otros 2.
Esta enfermedad afecta desde hace años con un marcado patrón estacional a gran parte del sureste de Europa, Italia y Francia. El principal vector son mosquitos autóctonos del género Culex.

Aunque de un año para otro no puede predecirse la intensidad de la próxima temporada de transmisión de la enfermedad. Lo que se sabe con certeza es que el virus está circulando activamente en diversos países de la UE, afectando a humanos, caballos y aves.

La fiebre del virus del Nilo Occidental en España

En el caso de España, en los últimos años se han registrado algunos casos autóctonos de enfermedades arbovirales transmitidas por mosquitos. Entre estos, por ejemplo, casos de dengue y también de virus del Nilo Occidental.

La fiebre del virus del Nilo llegaba a nuestro país en el 2004 presentando casos principalmente entre caballos.
La transmisión entre humanos se produce por transfusión sanguínea, según informa Barreiro (experto en enfermedades infecciosas, doctor en Medicina Interna, de la consulta de Enfermedades Infecciosas, Medicina Tropical y del Viajero del Hospital Universitario La Paz de Madrid) al periódico La Vanguardia.

Teniendo referencia los casos en EEUU, el especialista considera que el virus podría extenderse por toda la península, “sobre todo en los meses más cálidos”. Para combatir esta afección, los expertos coinciden en que lo mejor es la prevención. “Este virus es de la familia de la Fiebre Amarilla, para la que ya hay vacuna, por lo que sería posible idear una vacuna teniendo ya este precedente”.

No obstante, este tipo de mosquitos vive en entornos naturales cálidos y muy húmedos, como las marismas. Por lo que el experto descarta que se vaya a producir una “infección masiva” en España, ya que no es un insecto habitual en entornos urbanos, ni en estaciones frías.

¿Cómo podemos prevenir en nuestros hogares y entorno?

  • Evitando las picaduras de mosquito con el uso de repelentes cada 6 u 8 horas. “Los más recomendables son los que llevan una concentración en torno al 45% de DEET”. Según explica el doctor Barreiro, “este repelente se evapora desde la piel, creando una protección que paraliza el vuelo del mosquito cuando se acerca”.
  • Eliminando los hábitats larvarios (recipientes con agua, platos de macetas, cubos, ceniceros, bebederos de mascotas, neumáticos y cualquier otro recipiente susceptible de almacenar agua temporalmente).
  • Soluciones constructivas (impermeabilización de sótanos inundables, reparación de fugas, diseño de viviendas que eviten los espacios donde puedan proliferar los mosquitos, etc.)

Puede encontrar más detalle en nuestro artículo sobre los mosquitos.

La importancia de los programas de vigilancia y control vectorial

Los datos epidemiológicos y la realidad actual hacen pensar que será necesario tomar en serio y adaptarnos a las nuevas amenazas asociadas a los mosquitos.
Desde SELVAGGIA podemos ayudarle. Estudiando su caso le asesoráremos sobre la mejor opción adaptada a sus circunstancias. Pudiendo realizar tratamientos periódicos mediante fumigación de jardines, albercas, charcas, etc. con productos efectivos contra los mosquitos.
Se realizan básicamente dos tipos de tratamientos:

  • Tratamiento con larvicidas: principalmente biológicos, de los hábitats larvarios que no puedan ser eliminados (canalones, sistemas de recogida de agua de lluvia como imbornales y colectores, piscinas, estanques y fuentes ornamentales) y otros. El larvicida normalmente utilizado está basado en Bacillus thuringiensis.
  • En el caso de que se deba realizar un tratamiento de choque contra adultos (infestación de cámaras sanitarias bajo forjado u otras causas), se realizan preferiblemente tratamientos con insecticidas piretroides.
legionella-hogar

¿Cómo podemos prevenir la legionella en nuestros hogares?

La legionella es una bacteria que vive en el agua, por lo que debemos tener en cuenta que sólo puede contagiarnos si respiramos agua aerosolizada, es decir, agua en microgotas suspendidas en el aire.

¿Cuándo podemos encontrar el agua aerosolizada en nuestra vivienda?

  • En duchas con cal incrustada en la alcachofa.
  • En grifos con cal incrustada en los filtros.
  • En aspersores con cal incrustada en las boquillas.
  • En termos eléctricos en desuso durante temporadas.

¿Cómo podemos prevenir su desarrollo?

  • En duchas con cal incrustada en la alcachofa debemos desenroscar periódicamente las alcachofas para limpiarlas y desincrustarlas. Un buen aliado que todos tenemos en casa es el vinagre. Si éstas se sumergen en vinagre durante media o una hora quedan totalmente desincrustadas de forma muy barata y ecológica. Si se ayuda con un cepillado en casos de cal más incrustada se facilitará la tarea. Posteriormente se deben desinfectar sumergiéndolas en lejía diluida u otra sustancia desinfectante.
  • En grifos con cal incrustada en los filtros se limpian y desincrustan de la misma forma que las alcachofas de las duchas.
  • En aspersores con cal incrustada en las boquillas se emplea el mismo procedimiento que en las duchas y grifos.
  • En termos eléctricos en desuso durante temporadas se nos pueden presentar tres opciones. Hay que tener en cuenta que éstos, cuando no se utilizan, no deben quedarse llenos de agua.
    • En el caso de que dejemos el termo enchufado, si éste funciona
      correctamente y alcanza temperaturas altas, podríamos evitar el desarrollo de
      la bacteria. No obstante, al quedarse el agua estancada en el termo no es la
      mejor opción.
    • En caso de dejarlo desenchufado estamos favoreciendo doblemente el desarrollo de la bacteria por la temperatura que se alcanza cuando va disminuyendo ésta al apagarlo y por el estancamiento del agua. Esta es la opción que más peligro entraña para las personas y sin embargo la que más se practica.
    • Lo ideal es vaciar el termo a través de los latiguillos o cerrándole la entrada de agua y abriendo los grifos. De esta manera estamos eliminando el medio donde vive la bacteria: el agua.
  • En el caso de termos eléctricos que se usan habitualmente, no se recomienda desenchufarlos durante la noche.
  • En el caso de grifos que no se usan habitualmente, es conveniente purgarlos semanalmante. Con abrirlos y dejar correr el agua durante unos 5 minutos es suficiente.
  • En el caso de bañeras de hidromasaje o jacuzzis, lo ideal es desinfectarlos después de cada uso, haciendo circular el agua desinfectada por todo el circuito.

Si vivimos en una comunidad de vecinos donde se comparte un aljibe de agua, ya sea para el consumo humano o contra incendios, éstos se deben limpiar y desinfectar una vez al año por una empresa especializada que aporte un certificado del tratamiento, debiendo estar inscrita en el Registro Oficial de Establecimientos y servicios biocidas de su comunidad autónoma. Asimismo, el personal que realice las operaciones de limpieza y desinfección deberá estar habilitado para ello en posesión de la formación específica (diploma del curso de mantenimiento de las instalaciones de riesgo frente a legionella).

Si nuestra comunidad posee además sistema de agua caliente centralizado, también se debe llevar a cabo un programa de mantenimiento por parte de una empresa especializada. Es muy importante que, además de esta higienización anual de los sistemas que trabajan con el agua, se contemplen los siguientes aspectos:

  • Mantener en buen estado de limpieza el habitáculo donde se encuentre el aljibe, los acumuladores de agua cliente, etc.
  • La boca de hombre de los aljibes nunca deberá estar abierta. Ésta deberá ser de material no oxidable ya que el hierro es un elemento esencial para la legionella. En caso de bocas de hombre ubicadas en la pared y que no se puedan o no se quieran cerrar porque se desee que haya ventilación, se deberá evitar el acceso a cualquier animal, insecto, etc. Esto lo podemos evitar instalando una malla mosquitera en un marco de material no oxidable, asegurando un sellado adecuado con el paramento, aunque deberá ser practicable para el momento de las limpiezas anuales.
  • Se deben sustituir todas las tuberías de hierro que entran en contacto con el agua del aljibe, acumuladores, etc. por otras de material no oxidable.

En SELVAGGIA podemos ayudarle a prevenir la legionella tanto en su comunidad de vecinos como en su vivienda particular, empresa, centro comercial, etc. Estaremos encantados de atenderle y asesorarle en la mejor solución adaptada a sus circunstancias. Si tiene alguna consulta, ¡no dude en contactar con nosotros!

Infestación de chinches en nuestra vivienda, cómo detectarlas

Las chinches de la cama son insectos que se alimentan de sangre, se reproducen rápidamente y pueden vivir varios meses. El número de infestaciones de chinches de la cama está en aumento y es esencial comenzar su erradicación cuando se observan los primeros indicios para que la plaga no se extienda.

Indicios de infestación de chinches de la cama

A pesar de que los huevos suelen colocarse ocultos en grietas y las ninfas pueden ser difíciles de ver debido a su tamaño, las chinches adultas son fácilmente identificables. Son insectos sin alas, con cuerpo ovalado y de color rojizo o marrón, que miden entre 5 y 7 milímetros de longitud.

Picaduras de chinches de la cama     Infestación de chinches

Otras evidencias que puedes encontrar en caso de una infestación de chinches de la cama son:

  • Huevos ya eclosionados o mudas de piel que desechan las ninfas a medida que crecen.
  • Pequeñas manchas de sangre en las sábanas y en las costuras de los colchones.
  • Olor dulzón a cilantro o almendra.
  • Picaduras en la piel, sobre todo en la zona abdominal, cuello, brazos, hombros, pecho y espalda.

Si identificas estos indicios en tu vivienda, tendrás que ponerte en contacto con un especialista como Selvaggia, que se encargue de realizar una inspección meticulosa con la que determinar el estado la infestación y cómo proceder. 

¿Dónde se esconden las chinches de la cama?

Las chinches de cama pueden esconderse en cualquier grieta o agujero, especialmente en lugares oscuros, aislados y protegidos. Estos insectos prefieren madera, papel y tejidos. Algunos de los refugios más frecuentes de las chinches son las costuras de los colchones,  las patas de los muebles y las esquinas oscuras.

Métodos de tratamiento

En caso de que se confirme la presencia de termitas de la cama, se podrán realizar dos tipos de tratamientos: químicos y no químicos. 

Métodos no químicos

Este tipo de tratamiento debe considerarse como parte de un programa de control de plagas ya que es poco probable eliminar totalmente una infestación de chinches sin la utilización de insecticidas. Las opciones de tratamientos no químicos son:

  • Eliminación física: en caso de infestaciones muy graves, puede llegar a ser necesaria la eliminación del mobiliario infestado, especialmente de los colchones. Cualquier elemento que se vaya a eliminar deberá ser tratado y sellado en envoltorios de plástico para evitar la propagación de la plaga.
  • Aspiración: por el contrario, si el número de chinches es reducido, se pueden eliminar con una aspiradora con bolsa removible, que deberá ser sellada y eliminada tras su uso. Es recomendable complementar este método con el uso de insecticidas. 
  • Calor: las chinches de la cama son muy sensibles al calor y mueren rápidamente cuando se exponen a más de 45º. Aumentar la temperatura de la habitación también estimula la eclosión de los huevos, lo que permite que las ninfas se expongan al insecticida.
  • Vapor: la utilización de vapor es uno de los métodos más eficaces, pues actúa también sobre los huevos. Sin embargo, es recomendable realizar posteriormente un tratamiento con insecticida. 
  • Atrapamiento y barreras: el empleo de trampas y barreras no elimina las chinches de la cama, por lo que sólo debe considerarse como parte de un programa de control. La utilización de este método es aconsejable en viviendas privadas o habitaciones que permanecerán cerradas durante el tratamiento para evitar la dispersión de las chinches.
  • Fundas de colchón: están diseñadas para impedir que las chinches puedan acceder al colchón y para contener las que ya se encuentran en él. Se recomienda utilizarlas tras el tratamiento con insecticida en colchones, para alargar su efectividad.

Métodos químicos

Los métodos químicos son efectivos para eliminación total de la infestación de chinches. La elección del insecticida dependerá del uso que se le vaya a dar. Por ejemplo, se puede emplear un polvo de espolvoreo en los huecos de las paredes, mientras que se pueden emplear fórmulas líquidas en otros lugares.  La aplicación de estos insecticidas se hará directamente sobre los refugios de chinches ya identificados.  Hay que tener en cuenta que no todos los tratamientos son apropiados para todas las superficies, el técnico que se encargue de la infestación en cada caso será el que recomiende la utilización de los métodos adecuados.

9 Claves para mejorar la calidad del aire en el hogar

Frenar la propagación del COVID-19 puede estar en nuestra mano si adquirimos una serie de hábitos para, por ejemplo, mejorar la calidad del ambiente en casa. Y es que si cambiamos ciertas dinámicas en el hogar podemos evitar por un lado el paso del virus desde superficies contaminadas al aire y, por otro, si mantenemos una calidad del aire adecuada vamos a impedir en buena medida que el virus y otros microorganismos puedan contagiarnos o afectarnos. En este post te detallamos 9 claves para mejorar la calidad del aire en el hogar y ponérselo más difícil al virus.

Cabe destacar que hasta el momento la principal vía de contagio de COVID-19 de la que se tiene constancia es por contacto con las superficies contaminadas. En este sentido, la transmisión del virus ocurre principalmente a través de gotas respiratorias generadas por la tos y los estornudos a dichas superficies o directamente a las personas.  Otras vías como la oral-fecal están en estudio. Así, estas son algunas de las medidas que podemos tomar para protegernos del coranavirus en casa:

1. Ventilación natural.

Algo tan simple como abrir las ventanas unos 10 minutos al día en intervalos de 3×3 o 2×5 minutos es suficiente para conseguir que nuestro ambiente interior se renueve. Evitamos así el aire viciado que favorece el desarrollo de los microorganismos y la concentración de partículas que pueden ser perjudiciales para la salud. De esta forma se diluyen los contaminantes del aire interior consiguiendo mejorar su calidad.

2.Limpieza frecuente de filtros

En el caso de disponer de sistemas de ventilación mecánica (splits, fan coil,etc), se recomienda realizar con frecuencia la limpieza de los filtros que suelen ser de material plástico, así como los equipos, y tras la limpieza pulverizar alcohol sobre los mismos para desinfectarlos. Siempre que sea posible, se recomienda no utilizar este tipo de equipos si en la vivienda convive más de una persona al objeto de evitar la resuspensión de partículas que puedan  virus por toda la estancia.

3. No sacudir prendas textiles

No se recomienda sacudir prendas textiles, alfombras, cortinas, etc. en el interior de la vivienda ya que esto favorece la resuspensión de partículas de polvo donde puede encontrarse el virus.

4. Se aconseja aspirar mejor que barrer.

Siendo muy recomendable que la aspiradora incorpore filtros de alta eficacia (HEPA) ya que de esta forma estamos colectando el 99,995% de las partículas que aspira, mientras que los filtros de otras aspiradoras convencionales se quedan en un  40 – 60%.

5. Accionar la cisterna con la tapa cerrada.

Aunque la vía de contagio oral-fecal está en estudio, se ha demostrado para ciertos tipos de virus que ésta es una de las formas de contagio, por lo que se recomienda accionar la cisterna de los inodoros con las tapas cerradas para minimizar la liberación de gotas y residuos de las cañerías al aire respirable (aerosolización).

6. Los purificadores de aire portátiles pueden ser útiles.

Eliminan de forma eficaz las partículas del aire si incorporan filtros HEPA y si disponen de radiación UV. Además, pueden generar iones negativos para unirse a las bacterias, virus, hongos y otros microorganismos dañinos.

7. Limpieza de superficies.

Según el protocolo científico técnico elaborado por Sanidad, el virus puede permanecer en superficies de cobre, cartón, acero inoxidable y plástico durante 4, 24, 48 y 72 horas, respectivamente. Además, sobrevive 3 horas sobre el papel, de uno a dos días sobre madera, ropa y vidrio, y más de cuatro días en plásticos, billetes, mascarillas quirúrgicas y en el acero inoxidable.

La limpieza y desinfección de las superficies del hogar se debe hacer con los productos jabonosos de costumbre y usando siempre papel desechable. La desinfección de dichas superficies deberá ser siempre tras la limpieza, siendo los métodos más económicos los siguientes:

* una solución alcohólica, etanol al 70% – 85%, con tiempo de contacto entre 2 y 10 minutos.

* con hipoclorito sódico (lejía doméstica) 20 ml por litro, durante 5 minutos.

Lo más práctico son los alcoholes, aplicados sin secar, porque se evaporan. No obstante, existen una serie de productos incluidos en el listado de virucidas autorizados por el Ministerio de Sanidad y Consumo, al alcance de los usuarios no profesionales, que pueden encontrarse cada vez con mayor facilidad en droguerías, almacenes de productos de limpieza o hipermercados.

8. La colada.

Las prendas textiles deben lavarse de forma mecánica en ciclos de lavado completos a 60-90ºC. Para la manipulación de las prendas textiles “sucias” deben utilizarse guantes. No debe sacudirse la ropa para lavar.

9. Las compras.

Siguiendo las indicaciones de FEDECAI, para ir a la compra se deben seguir una serie de recomendaciones:

  • Evitar las primeras y las últimas horas del día en las que hay más masificaciones de gente.
  • Utilizar siempre mascarilla y guantes desechables.
  • Desinfectar el carrito o la cesta que vayamos a utilizar, respetar las distancias de seguridad y el aforo máximo.
  • No manipular los productos que vayamos a comprar y pagar siempre con tarjetas contact-less para evitar manipular billetes o monedas y no tocar el datáfono.
  • Usar geles hidroalcohólicos con asiduidad para limpiarnos las manos.
  • Desechar todos los envases cuando lleguemos a casa por si pudieran haber sido contaminados por otros clientes.

 

A pesar de que la OMS ha insistido últimamente en que el SARS-CoV-2 causante de la enfermedad Covid-19 no se transmite por aire sino a través de microgotas, sí advierte de que los aerosoles que se producen en los distintos sistemas y elementos de respiración asistida empleados en los hospitales pueden desplazar el virus por el aire más de 1 metro, por lo que este hecho debe tenerse en cuenta en el ámbito sanitario.

 

Esperamos que estas claves le sirvan de guía para poder mantener su hogar limpio y a salvo. En SELVAGGIA podemos ayudarle a mejorar la calidad del aire en casa realizando desinfecciones de su domicilio en caso de que haya alguna persona enferma de COVID-19 o por cualquier otro motivo. Asimismo, podemos ofrecerle soluciones para purificar el aire de su vivienda, negocio, oficina, etc.

Desinfeccion_coronavirus

Selvaggia te ayuda a combatir el coronavirus en tu empresa

En Selvaggia estamos capacitados con los medios necesarios para poder hacer frente a la desinfección de tu empresa ante el coronavirus COVID-19. Así, contamos con los medios materiales y humanos para poder realizar los tratamientos de desinfección tanto preventivos como con presencia de este nuevo virus en instalaciones de todo tipo.

De hecho, estamos en una formación constante, ya que contamos con las últimas recomendaciones y protocolos actualizados desde las autoridades sanitarias y nuestra asociación ANECPLA.

Si necesitas nuestros servicios, no dudes en contactarnos a través de higiene@selvaggia.es

¿Qué es el coronavirus?

Los coronavirus son una amplia familia de virus que normalmente afectan sólo a animales. Algunos tienen la capacidad de transmitirse de los animales a las personas. El nuevo coronavirus SARS-CoV-2 es un nuevo tipo de coronavirus que puede afectar a las personas y se ha detectado por primera vez en diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, en China. Todavía hay muchas cuestiones que se desconocen en relación a la enfermedad que produce: COVID-19.

Actualmente, no se sabe a ciencia cierta el tiempo de supervivencia de SARS-CoV-2 en el medio ambiente. Los coronavirus humanos pueden permanecer activos en superficies inanimadas hasta 9 días. Pero a temperaturas ≥30ºC la supervivencia es más corta. Los coronavirus humanos se inactivan de forma eficiente en presencia de etanol al 95% o de hipoclorito sódico en concentraciones superiores al 0.1%.

Enlaces de interés

Para más información, se pueden consultar las siguientes fuentes oficiales:

Descarga aquí la información proporcionada por la Junta de Andalucía

Ministerio de Sanidad

Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC)

Organización Mundial de la Salud (OMS)

 

 

 

 

aire acondicionado

Cómo ahorrar energía manteniendo adecuadamente nuestros equipos de aire acondicionado y calefacción

En las temporadas de mucho calor o de mucho frío, como es el caso actual, el gasto eléctrico se intensifica. Un buen mantenimiento de los conductos de calefacción y aire acondicionado pueden reducirte el gasto de la factura de luz. Este y otros consejos pueden ayudarte a que el consumo de energía sea menor.

Por supuesto, lo primero que debemos asimilar es que en invierno hace frío. Por ello, para estar en casa debemos abrigarnos al igual que lo hacemos en la calle. Partiendo de esto, cualquier acción para evitar las bajas temperaturas y poder ir con ropa de verano en casa está mal. Siempre debemos orientarnos a estar lo más a gusto posible en casa pero actuando acorde a esta premisa.

Cambia tus hábitos

Para evitar poner la calefacción, puedes seguir algunas pautas e introducirlas en tu rutina. Por ejemplo, a la hora de ventilar la casa, procura hacerlo en las horas centrales del día. Además, ventilando unos 10 minutos suele ser suficiente para que sea efectivo y no entre el frío.

Además, puedes acondicionar tu casa para aislarla del frío con algunos elementos muy básicos. Usando silicona o burletes para aislar las ventanas y puertas evitando que haya corrientes. También puedes optar por poner alfombras porque contribuye a crear un ambiente cálido.

Otro de los hábitos que puedes llevar a cabo son los relacionados con tu dieta. Es decir, si optas por dejar a un lado las bebidas y platos fríos en invierno, mucho mejor. Prueba a tomarte muchas sopas calientes e infusiones, sobre todo por la noche cuando bajan las temperaturas.

Cuida el mantenimiento de tu calefacción

Pero si aún siguiendo estos consejos necesitas encender la calefacción aún puedes ahorrar electricidad. Está demostrado que si llevas a cabo un buen mantenimiento esto puede provocar un menor gasto eléctrico.

Para saber por qué, es necesario conocer el funcionamiento de los aires acondicionados. Todos los aparatos de climatización llevan integrados unos filtros responsables de purificar el aire. Estos, toman el aire del exterior de la habitación y lo enfrían o calientan, según la época del año.

Estos filtros necesitan un mantenimiento regular, que hace que la unidad de aire acondicionado funcione correctamente. Esta limpieza ayudará a que se alargue la vida útil del aparato y hará que se ahorre energía. Ya que con un buen mantenimiento, la suciedad no bloqueará el flujo de aire y necesitará menos potencia para moverlo. En cambio, si los filtros están obstruidos impedirán el paso del aire o hará que este esparza la suciedad por la habitación. Esto se traduce en que la diferencia entre un filtro obstruido y uno limpio es de entre un 5 y un 15% de ahorro eléctrico.

En SELVAGGIA te podemos ayudar realizando limpieza no sólo de los filtros sino de las baterías de intercambio térmico de tus equipos. Empleando a la finalización un producto desinfectante y desodorizante que aportará un extra al tratamiento periódico de tus equipos. Eliminando, así, los microorganismos y ácaros que encuentran en éstos un refugio ideal.

termitas madera seca

Descubre las plagas de otoño más habituales: las termitas de la madera seca y los ratones

Una de las plagas que podemos encontrar en ésta época son las termitas de la madera seca. Los dos tipos más comunes de termitas que podemos encontrar alimentándose de la madera de nuestras casas son: termitas subterráneas y termitas de la madera seca.

Termitas de la madera seca

Esta termita se caracteriza por infestar maderas con bajo grado de humedad. A diferencia de la termita subterránea que necesita un alto grado de humedad para ablandar y alimentarse de la madera.

Otra característica es que vive en la porción de madera donde se encuentren. Por lo que no construye galerías hacia la tierra de la vivienda como la termita subterránea. Podemos decir que el daño es más localizado y fácil de controlar que en el caso de la termita subterránea.

¿Cómo podemos identificar si tenemos algún mueble infestado por la termita de la madera seca?

Durante la infestación, mientras la termita se está alimentando de nuestro mueble lo que vamos a ver en el suelo debajo de la madera infestada una especie de serrín grueso. Si nos fijamos más de cerca veremos que es una especie de pellets con forma de barrilitos. Estos son los excrementos de las termitas. Los empujan hacia fuera de la madera de la que se alimentan a través de un orificio que luego tapan.

excrementos

Fuente imagen

Cuando han terminado de comerse la madera y deciden salir de ella para aparearse, podremos apreciar varios agujeritos muy juntos unos de otros de aproximadamente 1-3 mm de diámetro. En el caso de la termita subterránea apreciaremos siempre tierra dentro de la madera o galerías fabricadas por ellas compuestas en realidad de tierra, excrementos, madera y saliva.

agujeros termitas

Fuente imagen

Típico daño de la termita subterránea:

 

¿Cómo es el ciclo de la termita de la madera seca?

Un macho y una hembra se introducen en la madera que escogen como nido. Sellan la entrada con un tapón de cemento color café que mide aprox 3 mm. Detrás de éste tapón excavan una cámara donde la reina pone los primeros huevos. Las ninfas que salen de estos huevos hacen el trabajo de la colonia. Durante la época de enjambre, las ninfas hacen agujeros redondos de 1 a 3 mm de diámetro a través de los cuales las reproductoras salen de la madera. Cuando el apareo termina dichos agujeros se tapan de la misma manera que cuando entraron.

Si aprecias cualquiera de estos signos en tu vivienda habitual, casa de campo o de veraneo no dudes en ponerte en contacto con una empresa especialista como SELVAGGIA, te ayudaremos a diagnosticar el problema y a ofrecer una solución viable.

 

Ratón común

Es en otoño cuando estos animales se encuentran más activos debido a que detectan la llegada del invierno. Sienten la necesidad de trasladarse a edificios ocupados donde encontrarán refugio y comida sin sufrir las inclemencias del tiempo. Una vez dentro de los edificios o viviendas hacen sus nidos cerca de las fuentes alimenticias. Una vez establecidos permanecerán dentro o cerca de su vivienda, viajando distancias cortas entre los alimentos y el nido. Pueden anidar dentro de paredes, techos, en la base de una nevera u horno, despensa, armario, cajas de almacenaje o incluso en un cajón de una mesita de noche.

No son fanáticos del queso

Existe la típica creencia de que al ratón le gusta el queso, pero no es así. De hecho hay otros alimentos que son los preferidos de los ratones. En realidad comen casi de todo pero los granos de cereal y las diversas semillas son sus alimentos preferidos. También les gustan mucho los dulces y la carne.

Si aprecia cualquier evidencia de la presencia de ratones en su hogar, negocio, etc. póngase en contacto con un profesional del control de plagas que emplee el sistema más adecuado a su caso para solucionar su problema. En SELVAGGIA también podemos ayudarte con ello.

aire acondicionado

¿Por qué debo limpiar mis conductos de aire acondicionado?

Es habitual que cuando ponemos en marcha nuestro aire acondicionado por primera vez en verano emita un olor poco agradable. Este hecho se debe a que, con el funcionamiento, el equipo y sus componentes  se van ensuciando con el tiempo. Esta suciedad provoca que los filtros lleguen a taponarse y saturarse, evitando que realicen su función adecuadamente, produciendo que esa suciedad vaya pasando poco a poco al interior de la unidad interior y llenándola de suciedad. Ésta, en combinación con la humedad que se produce en el intercambiador y el ventilador interior al funcionar en modo frío, hará que proliferen multitud de bacterias y hongos en estos lugares, lo que dará lugar al típico olor a «humedad» con toques de «vinagre». Algo muy característico en las unidades de aire acondicionado con mantenimiento deficiente.

Este hecho ocurre tanto en los equipos pequeños tipo splits como en los sistemas de aire acondicionado centralizado por conductos.

La limpieza, necesaria desde el principio

La limpieza de los equipos de aire acondicionado y de sus conductos se hace necesaria desde el momento en que son instalados. En SELVAGGIA nos encontramos con instalaciones nuevas y siempre contienen polvo del propio proceso de la instalación. Si no es eliminado supone un sustrato físico ideal para albergar ácaros y microorganismos que nos afectarán más o menos en función de nuestra idiosincrasia. Lo harán en forma de alergias o incluso de enfermedades de tipo respiratorio.

En otros casos nos encontramos con restos más gruesos como cascotes de obra, trozos de cables, tornillos, virutas metálicas, etc. Cada uno se considera contaminante de los conductos por el hecho de no pertenecer a la propia instalación de climatización. Todos ellos deben ser eliminados, ya que el aire que respiremos estará en continuo contacto con estos restos, convirtiendo el aire que respiramos a diario en un aire contaminado.

Las enfermedades o afecciones que podemos contraer las personas como consecuencia de una mala calidad del aire son muy variadas. Pueden ir desde el Síndrome del Edificio Enfermo*, alergias, afecciones respiratorias hasta las enfermedades nosocomiales que se contraen en los centros hospitalarios. Como infecciones de heridas abiertas, enfermedades de las vías respiratorias, enfermedades de la piel, etc.

Limpieza del sistema de climatización

La limpieza del sistema de climatización se realiza desde el equipo climatizador hasta las rejillas de impulsión y extracción de aire.Incluyendo los conductos que llevan el aire hasta dichas rejillas. Nos podemos encontrar con dos tipos de instalaciones por conductos:

  1. Con conductos de impulsión y de retorno de aire.
  2. Con conductos sólo de impulsión de aire. En este caso el retorno de aire se realiza a través de los falsos techos, lo que se conoce por plenum. Los plenums también deben mantenerse limpios ya que hacen de “conducto” de retorno hasta el equipo que climatiza.

Los tipos de materiales de conductos que nos podemos encontrar son: fibra de vidrio desnuda (material poroso de color amarillo), climaver plus (fibra de vidrio recubierta por papel de plata), chapa galvanizada, obra, climaver neto (lana de vidrio recubierta de plata por el exterior y de un tejido de vidrio reforzado de color negro por el interior).

La limpieza de los conductos se debe realizar mediante cepillado mecánico y/o aire a presión, en función del tipo de suciedad que contengan y por una aspiración simultánea al objeto de recoger toda la suciedad en el colector, que debe incorporar 3 etapas de filtración, una de ellas de alta eficacia con filtros HEPA.

split

 

SELVAGGIA puede ayudarte

La limpieza de conductos de aire acondicionado y equipos de climatización está regulada en el RD 1027/2007 del 20 de julio (RITE) y la NORMA UNE 100-012-05 “Higienización de Sistemas de climatización”.

En SELVAGGIA podemos ayudarle con la higienización de su sistema de climatización y mejorar la calidad del aire que respira en su vivienda, lugar de trabajo, negocio, clínica, hospital, etc.

Higienizamos cualquier tipo de material de conducto, splits, consola de techo, etc. Incluidos los de fibra desnuda, que se cepillan con cerdas especiales, realizando su encapsulado posterior. Lo que le confiere al conducto menos rugosidad y por tanto, menos capacidad de incrustación de la suciedad, a la vez que lo desinfecta por sus propiedades bactericidas y fungicidas.

 

 

* Síndrome del Edificio Enfermo

El término ‘Síndrome del Edificio Enfermo’ (SEE o SBS) fue acuñado para describir los edificios en los que un alto porcentaje de personas experimentan efectos agudos sobre la salud y el bienestar. Aparentemente se vinculan al tiempo que pasan en el edificio, pero para los cuales no se pueden identificar causas específicas.

Los síntomas físicos del síndrome del edificio enfermo pueden incluir irritación de ojos, nariz y garganta. También dolores de cabeza, tos y piel seca o irritada, asma, náuseas, dificultades para concentrarse, fatiga y sensibilidad a los olores. Usualmente los síntomas asociados desaparecen o disminuyen de forma significativa cuando las personas salen del espacio afectado.

Hay muchas causas de polución del aire de los interiores, de acuerdo con los estudios efectuados. La causa más importante del síndrome del edificio enfermo es alguna deficiencia en los sistemas de ventilación de éstos.

 

Mosquito

Descubre cómo evitar que el mosquito amargue tu verano

La llegada del verano y, con ella, del calor conllevan la presencia del mosquito. Para evitar que este insecto nos amargue esta época tenemos que ser proactivos. Entre las medidas de control debemos tener en cuenta las relacionadas con los elementos estructurales, las higiénico-sanitarias, ambientales y educacionales. También las físicas y biológicas y, finalmente, las químicas.

De forma general se diferencian dos tipos de medidas:

1. MEDIDAS PREVENTIVAS:

– Eliminación de hábitats larvarios. Estos pueden ser recipientes con agua, platos de macetas, cubos, ceniceros, bebederos de mascotas o neumáticos. También hay que tener especial cuidado con cualquier otro recipiente susceptible de almacenar agua temporalmente.

– Soluciones constructivas: Impermeabilización de sótanos inundables, reparación de fugas, diseño de viviendas que eviten los espacios donde puedan proliferar los mosquitos, etc.

Actuaciones urbanas

Para luchar contra los mosquitos en el ámbito urbano, es fundamental la eliminación de puntos críticos de desarrollo larvario. En esta actuación es de gran importancia la participación ciudadana. Ya que muchas de las zonas y puntos en los que se pueden desarrollar los mosquitos se encuentran en zonas privadas. Se resaltan las siguientes actuaciones:

– Eliminar las latas, neumáticos u otros recipientes que puedan retener agua. En su defecto, rellenarlos con arena u otros materiales que impidan el depósito de agua de lluvia.

– Evitar que el agua se acumule en los platos de las macetas o en los bebederos de gatos y perros.

– Mantener los canalones en buen estado, a fin de impedir la retención de agua de lluvia.

– Revisar grifos y equipos de aire acondicionado para eliminar charcos y depósitos de condensación.

– Reparar o sellar las fugas en cañerías y lavaderos que generen acumulación de agua.

– Tapar o drenar charcos y huecos en los árboles, con arena, por ejemplo.

– Inspeccionar si existen filtraciones en cisternas, pozos negros y fosas sépticas. Hacer accesibles y revisar periódicamente las cámaras sanitarias bajo forjado. Mantener ventilado y en buen estado esos espacios y las estructuras de saneamiento (arquetas y canalizaciones).

– Eliminar el agua retenida en lonas utilizadas para cubrir barcos, piscinas y otros equipos e instalaciones.

– Evitar el riego excesivo de zonas verdes y la acumulación de agua durante varios días.

– Evitar la entrada de mosquitos al interior de los edificios mediante barreras mecánicas (telas mosquiteras) en ventanas y puertas.

-Eliminar la vegetación excesiva. Desbrozando, cortando el césped con regularidad y talando o podando la vegetación cercana a los edificios. Así se reduce el número de áreas donde los mosquitos adultos encuentran refugio.

2. MEDIDAS DE CONTROL

En cuanto a las medidas de control, destacan la limpieza y mantenimiento del hábitat y refugio de los mosquitos.

Si has aplicado las medidas preventivas y las correctoras sin resultado o no puedes controlar el problema, cuenta con nosotros. En SELVAGGIA trataremos de buscar la solución más adecuada a tu instalación.

Realizamos básicamente dos tipos de tratamientos:

–  Tratamiento con larvicidas, principalmente biológicos, de los hábitats larvarios que no puedan ser eliminados. Tales como canalones, sistemas de recogida de agua de lluvia (imbornales y colectores), piscinas, estanques y fuentes ornamentales, entre otros. El larvicida normalmente utilizado está basado en Bacillus thuringiensis.

–  En el caso de que se deba realizar un tratamiento de choque contra adultos (infestación de cámaras sanitarias bajo forjado u otras causas), se realizan preferiblemente tratamientos con insecticidas piretroides.