Estamos especializados en la limpieza y desinfección de conductos de aire acondicionado en quirófanos y otras zonas de riesgo, habiendo trabajado en numerosos hospitales.

Claves al elegir aire acondicionado

Claves para elegir el mejor aire acondicionado

Puede que no lo hayas notado, pero cada año los veranos son más calurosos, ¡Y no solo eso! Hay estudios que demuestran que el verano va a durar cada vez más, hasta el punto de que en 2100 tendremos 6 meses de verano por año. Si aún no tienes un equipo de aire acondicionado, y no quieres morir derretido en los próximos meses, ¿a qué esperas para hacerte con uno?

Sabemos que a la hora de elegir electrodomésticos hay mil cosas que tener en cuenta, y puede resultar un poco agobiante. ¡Pero no te preocupes! Ya sabes que en Selvaggia siempre intentamos hacerte la vida más fácil.

¿QUÉ TENER EN CUENTA A LA HORA DE ELEGIR MI EQUIPO DE AIRE ACONDICIONADO?

  • Instalación: Antes de elegir tu aparato de aire acondicionado, debes comprobar que tu vivienda tiene la instalación de conductos apropiada. En caso afirmativo, te recomendamos que te decantes por un sistema centralizado, ya que son mucho más discretos, y al tener preinstalación en la vivienda, el coste no va a ser demasiado elevado. Por otro lado, si no cuentas con este sistema de conductos no te preocupes, no es necesario que hagas una reforma, simplemente puedes optar por colocar un aparato Split. Es cierto que no son tan estéticos, pero su instalación es muy sencilla, y además te permiten controlar la temperatura por estancias.
  • Consumo energético: Otro aspecto importante a tener en cuenta a la hora de elegir tu aparato de aire acondicionado es su capacidad de refrigeración y su clasificación energética. Cuanto más eficiente sea tu aire, más notarás el ahorro en tu factura de la luz. Hoy en día, según la directiva de “ecodiseño” recoge que los equipos de aire acondicionado deben tener un etiquetado energético, que indique su nivel de eficiencia. Van desde A+++, los más eficientes, hasta D. Otro indicador de qué aparato debes escoger son los coeficientes SEER (nos dice el rendimiento y consumo energético del aire cuando está en modo frío), y SCOP (Determina el rendimiento de la unidad en modo calor), cuyo valor indica que el aparato es más eficiente cuanto más alto sea.
  • Potencia: La potencia del aparato te indicará qué modelo elegir según los metros cuadrados de la estancia. Cuanto mayor sea el tamaño de la habitación, más potencia deberá tener el aire acondicionado que elijas.
  • Nivel de ruido: Como cualquier electrodoméstico, los aparatos de aire acondicionado hacen ruido. Sin embargo, en los últimos años la tecnología ha avanzado mucho en este aspecto. Los aparatos son cada vez más silenciosos para no perturbar el descanso ni interferir en nuestras actividades cotidianas. De todos modos, a la hora de elegir tu aire, debes fijarte en los decibelios, cuantos menos tenga el modelo más cómodo será para tu hogar. 

¿CUÁNDO ES EL MEJOR MOMENTO PARA COMPRAR UN EQUIPO DE AIRE ACONDICIONADO?

Ahora que ya sabes todos los factores que tienes que tener en cuenta para elegir un aire acondicionado, te contamos cuándo es la mejor época para comprarlo: 

¡¡AHORA!! La mejor época es ahora por que la demanda es baja. En verano, con las olas de calor las ventas de aires acondicionados se disparan, y lo mismo ocurre con sus precios. Ahora mismo no hay una gran demanda, por lo que por lo general los precios son más económicos. 

Otra ventaja de comprar ahora es que recibirás un mejor servicio en la instalación, ya que las empresas no están tan saturadas y pueden dedicarte más tiempo.

Además, no pienses que por comprar ahora tu aire acondicionado no le vas a dar uso hasta que llegue el verano. También puedes aprovechar la bomba de calor de tu aparato para calentar tu hogar en los días más fríos.

Esperamos haberte ayudado en la búsqueda de tu aire acondicionado. Finalmente, te decantes por el modelo que te decantes, en Selvaggia estaremos encantados de ayudarte con su mantenimiento, poniéndolo siempre a punto para que tu familia y tú podáis disfrutar de él de la manera más saludable.

¿TIENES PREPARADO TU EQUIPO DE AIRE ACONDICIONADO PARA EL VERANO?

Los días más largos y las altas temperaturas nos esperan ya a la vuelta de la esquina; ¡qué ganas de verano! Y es que este año, más que nunca, nos merecemos disfrutarlo al máximo. Para ello debemos estar preparados y preparar también al que será nuestro mejor aliado durante los próximos meses: el aire acondicionado.

En este post queremos darte unos consejos básicos para tener preparado tu equipo de aire acondicionado para el verano, ya que su mantenimiento y limpieza son fundamentales para que funcione de forma óptima.

Leer más

aire acondicionado

Cómo ahorrar energía manteniendo adecuadamente nuestros equipos de aire acondicionado y calefacción

En las temporadas de mucho calor o de mucho frío, como es el caso actual, el gasto eléctrico se intensifica. Un buen mantenimiento de los conductos de calefacción y aire acondicionado pueden reducirte el gasto de la factura de luz. Este y otros consejos pueden ayudarte a que el consumo de energía sea menor.

Por supuesto, lo primero que debemos asimilar es que en invierno hace frío. Por ello, para estar en casa debemos abrigarnos al igual que lo hacemos en la calle. Partiendo de esto, cualquier acción para evitar las bajas temperaturas y poder ir con ropa de verano en casa está mal. Siempre debemos orientarnos a estar lo más a gusto posible en casa pero actuando acorde a esta premisa.

Cambia tus hábitos

Para evitar poner la calefacción, puedes seguir algunas pautas e introducirlas en tu rutina. Por ejemplo, a la hora de ventilar la casa, procura hacerlo en las horas centrales del día. Además, ventilando unos 10 minutos suele ser suficiente para que sea efectivo y no entre el frío.

Además, puedes acondicionar tu casa para aislarla del frío con algunos elementos muy básicos. Usando silicona o burletes para aislar las ventanas y puertas evitando que haya corrientes. También puedes optar por poner alfombras porque contribuye a crear un ambiente cálido.

Otro de los hábitos que puedes llevar a cabo son los relacionados con tu dieta. Es decir, si optas por dejar a un lado las bebidas y platos fríos en invierno, mucho mejor. Prueba a tomarte muchas sopas calientes e infusiones, sobre todo por la noche cuando bajan las temperaturas.

Cuida el mantenimiento de tu calefacción

Pero si aún siguiendo estos consejos necesitas encender la calefacción aún puedes ahorrar electricidad. Está demostrado que si llevas a cabo un buen mantenimiento esto puede provocar un menor gasto eléctrico.

Para saber por qué, es necesario conocer el funcionamiento de los aires acondicionados. Todos los aparatos de climatización llevan integrados unos filtros responsables de purificar el aire. Estos, toman el aire del exterior de la habitación y lo enfrían o calientan, según la época del año.

Estos filtros necesitan un mantenimiento regular, que hace que la unidad de aire acondicionado funcione correctamente. Esta limpieza ayudará a que se alargue la vida útil del aparato y hará que se ahorre energía. Ya que con un buen mantenimiento, la suciedad no bloqueará el flujo de aire y necesitará menos potencia para moverlo. En cambio, si los filtros están obstruidos impedirán el paso del aire o hará que este esparza la suciedad por la habitación. Esto se traduce en que la diferencia entre un filtro obstruido y uno limpio es de entre un 5 y un 15% de ahorro eléctrico.

En SELVAGGIA te podemos ayudar realizando limpieza no sólo de los filtros sino de las baterías de intercambio térmico de tus equipos. Empleando a la finalización un producto desinfectante y desodorizante que aportará un extra al tratamiento periódico de tus equipos. Eliminando, así, los microorganismos y ácaros que encuentran en éstos un refugio ideal.

aire acondicionado

¿Por qué debo limpiar mis conductos de aire acondicionado?

Es habitual que cuando ponemos en marcha nuestro aire acondicionado por primera vez en verano emita un olor poco agradable. Este hecho se debe a que, con el funcionamiento, el equipo y sus componentes  se van ensuciando con el tiempo. Esta suciedad provoca que los filtros lleguen a taponarse y saturarse, evitando que realicen su función adecuadamente, produciendo que esa suciedad vaya pasando poco a poco al interior de la unidad interior y llenándola de suciedad. Ésta, en combinación con la humedad que se produce en el intercambiador y el ventilador interior al funcionar en modo frío, hará que proliferen multitud de bacterias y hongos en estos lugares, lo que dará lugar al típico olor a «humedad» con toques de «vinagre». Algo muy característico en las unidades de aire acondicionado con mantenimiento deficiente.

Este hecho ocurre tanto en los equipos pequeños tipo splits como en los sistemas de aire acondicionado centralizado por conductos.

La limpieza, necesaria desde el principio

La limpieza de los equipos de aire acondicionado y de sus conductos se hace necesaria desde el momento en que son instalados. En SELVAGGIA nos encontramos con instalaciones nuevas y siempre contienen polvo del propio proceso de la instalación. Si no es eliminado supone un sustrato físico ideal para albergar ácaros y microorganismos que nos afectarán más o menos en función de nuestra idiosincrasia. Lo harán en forma de alergias o incluso de enfermedades de tipo respiratorio.

En otros casos nos encontramos con restos más gruesos como cascotes de obra, trozos de cables, tornillos, virutas metálicas, etc. Cada uno se considera contaminante de los conductos por el hecho de no pertenecer a la propia instalación de climatización. Todos ellos deben ser eliminados, ya que el aire que respiremos estará en continuo contacto con estos restos, convirtiendo el aire que respiramos a diario en un aire contaminado.

Las enfermedades o afecciones que podemos contraer las personas como consecuencia de una mala calidad del aire son muy variadas. Pueden ir desde el Síndrome del Edificio Enfermo*, alergias, afecciones respiratorias hasta las enfermedades nosocomiales que se contraen en los centros hospitalarios. Como infecciones de heridas abiertas, enfermedades de las vías respiratorias, enfermedades de la piel, etc.

Limpieza del sistema de climatización

La limpieza del sistema de climatización se realiza desde el equipo climatizador hasta las rejillas de impulsión y extracción de aire.Incluyendo los conductos que llevan el aire hasta dichas rejillas. Nos podemos encontrar con dos tipos de instalaciones por conductos:

  1. Con conductos de impulsión y de retorno de aire.
  2. Con conductos sólo de impulsión de aire. En este caso el retorno de aire se realiza a través de los falsos techos, lo que se conoce por plenum. Los plenums también deben mantenerse limpios ya que hacen de “conducto” de retorno hasta el equipo que climatiza.

Los tipos de materiales de conductos que nos podemos encontrar son: fibra de vidrio desnuda (material poroso de color amarillo), climaver plus (fibra de vidrio recubierta por papel de plata), chapa galvanizada, obra, climaver neto (lana de vidrio recubierta de plata por el exterior y de un tejido de vidrio reforzado de color negro por el interior).

La limpieza de los conductos se debe realizar mediante cepillado mecánico y/o aire a presión, en función del tipo de suciedad que contengan y por una aspiración simultánea al objeto de recoger toda la suciedad en el colector, que debe incorporar 3 etapas de filtración, una de ellas de alta eficacia con filtros HEPA.

split

 

SELVAGGIA puede ayudarte

La limpieza de conductos de aire acondicionado y equipos de climatización está regulada en el RD 1027/2007 del 20 de julio (RITE) y la NORMA UNE 100-012-05 “Higienización de Sistemas de climatización”.

En SELVAGGIA podemos ayudarle con la higienización de su sistema de climatización y mejorar la calidad del aire que respira en su vivienda, lugar de trabajo, negocio, clínica, hospital, etc.

Higienizamos cualquier tipo de material de conducto, splits, consola de techo, etc. Incluidos los de fibra desnuda, que se cepillan con cerdas especiales, realizando su encapsulado posterior. Lo que le confiere al conducto menos rugosidad y por tanto, menos capacidad de incrustación de la suciedad, a la vez que lo desinfecta por sus propiedades bactericidas y fungicidas.

 

 

* Síndrome del Edificio Enfermo

El término ‘Síndrome del Edificio Enfermo’ (SEE o SBS) fue acuñado para describir los edificios en los que un alto porcentaje de personas experimentan efectos agudos sobre la salud y el bienestar. Aparentemente se vinculan al tiempo que pasan en el edificio, pero para los cuales no se pueden identificar causas específicas.

Los síntomas físicos del síndrome del edificio enfermo pueden incluir irritación de ojos, nariz y garganta. También dolores de cabeza, tos y piel seca o irritada, asma, náuseas, dificultades para concentrarse, fatiga y sensibilidad a los olores. Usualmente los síntomas asociados desaparecen o disminuyen de forma significativa cuando las personas salen del espacio afectado.

Hay muchas causas de polución del aire de los interiores, de acuerdo con los estudios efectuados. La causa más importante del síndrome del edificio enfermo es alguna deficiencia en los sistemas de ventilación de éstos.