Diagnosticamos la calidad de aire interior y actuamos controlando las fuentes de contaminantes y adecuando los sistemas de ventilación.

claves para mejorar la calidad del aire interior

La importancia de la calidad del aire interior (CAI) en edificios y tres claves para mejorarla

Cuando hablamos de la calidad del aire interior (CAI), nos referimos al aire que circula dentro y alrededor de los edificios, en especial en todo lo relacionado con la salud y el bienestar de las personas que los ocupan.

La permanencia prolongada en el interior de edificios es algo inevitable en nuestra vida cotidiana. Según la OMS, pasamos hasta un 90% de nuestro tiempo en ambientes cerrados, donde no siempre la calidad del aire cumple con los requisitos para garantizar nuestra salud.

Y es que en este tipo de ambientes coexisten todo tipo de ácaros, virus, bacterias, partículas contaminantes, etc., que alteran la calidad del aire que respiramos afectando seriamente a nuestra salud. Entender y controlar esta situación, tomando las medidas de prevención y control adecuadas, puede reducir significativamente este riesgo, evitando en gran medida brotes de asma y alergias, por ejemplo.

3 CLAVES PARA MEJORAR LA CALIDAD DEL AIRE INTERIOR EN EDIFICIOS

1. Filtrado. Combate las impurezas.

Los filtros del aire atrapan las partículas suspendidas en el ambiente. Este proceso ayuda a reducir virus, bacterias y pólenes que se encuentran presentes en los espacios interiores. La efectividad de un filtro de aire depende de la forma en la que recoge los contaminantes del aire interior y de cuánto de este aire extrae.

2. Ventilación. Favorece la renovación del aire.

Para disminuir las concentraciones de contaminantes del aire en espacios cerrados lo mejor es incrementar la cantidad de aire externo que ingresa al interior. La ventilación ayuda a eliminar o diluir los contaminantes transmitidos por el aire y mejora su calidad en los interiores (IAQ).

Algunas formas de renovar el aire interior:

  • A través de ventilación natural, como ventanas y puertas.
  • A través de medios mecánicos, como entradas de aire externo asociadas con el sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado.
  • Mediante la infiltración, un proceso por el cual el aire externo ingresa al edificio a través de aberturas, juntas, alrededor de ventanas y puertas, etc.

3. Purificación. Mantiene el aire limpio y saludable.

Consiste en eliminar los elementos contaminantes que se encuentran en suspensión, como pueden ser los tóxicos, el humo y las partículas presentes en el aire. La manera más eficiente de purificar el aire es contando con un sistema de ventilación de doble flujo, capaz de impulsar aire desde el exterior, controlando en todo momento el que entre.

LEGISLACIÓN Y NORMATIVAS EN TORNO A LA CALIDAD DEL AIRE INTERIOR EN EDIFICIOS

En España, la normativa para la calidad del aire interior en viviendas o en aparcamientos, garajes y edificios de cualquier otro uso la establece el Código Técnico de la Edificación (CTE DB HS 3). En el caso de los edificios de uso público, las exigencias las dicta el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE).

Según este último, los edificios públicos deben disponer de un sistema de ventilación que garantice la adecuada aportación de aire procedente del exterior, garantizándose la evacuación del aire interior contaminado. La normativa no dicta tan solo un determinado caudal de aire, sino que tiene en cuenta varios factores como la carga total de polución en función de los materiales, actividad que se lleva a cabo, ocupación, etc. Así, el RITE establece 4 niveles de calidad del aire:

  • IDA 1: Aplicable a hospitales, clínicas, laboratorios o guarderías. La calidad del aire debe ser óptima.
  • IDA 2: Oficinas, residencias, museos, aulas de enseñanza, piscinas, salas de lectura… La calidad del aire debe ser buena.
  • IDA 3: Otros edificios comerciales y de ocio. En este caso la calidad del aire debe ser media (como mínimo).
  • IDA 4: Esta última división hace referencia a un aire de calidad baja y no se debe aplicar.

Para ser aún más conscientes de la importancia de contar con una buena calidad de aire interior en los edificios, especialmente en los tiempos que corren, os dejamos con un dato de la Organización Mundial de la Salud que, en uno de sus informes, estima que la contaminación ambiental debida a partículas es responsable del 1,4% de todas las muertes en el mundo.

La contaminación atmosférica en interiores tendría un efecto aún mayor, especialmente en países en vías de desarrollo, debido al uso de combustibles fósiles en los hogares para cocinar y calentarse.

En SELVAGGIA realizamos mediciones de calidad el aire interior en empresas, fábricas, viviendas, edificios de la administración, etc, desde el año 2003, y estamos especializados en hospitales, validación de quirófanos y otras salas de ambiente controlado. Contacta con nosotros sin compromiso.

9 Claves para mejorar la calidad del aire en el hogar

Frenar la propagación del COVID-19 puede estar en nuestra mano si adquirimos una serie de hábitos para, por ejemplo, mejorar la calidad del ambiente en casa. Y es que si cambiamos ciertas dinámicas en el hogar podemos evitar por un lado el paso del virus desde superficies contaminadas al aire y, por otro, si mantenemos una calidad del aire adecuada vamos a impedir en buena medida que el virus y otros microorganismos puedan contagiarnos o afectarnos. En este post te detallamos 9 claves para mejorar la calidad del aire en el hogar y ponérselo más difícil al virus.

Cabe destacar que hasta el momento la principal vía de contagio de COVID-19 de la que se tiene constancia es por contacto con las superficies contaminadas. En este sentido, la transmisión del virus ocurre principalmente a través de gotas respiratorias generadas por la tos y los estornudos a dichas superficies o directamente a las personas.  Otras vías como la oral-fecal están en estudio. Así, estas son algunas de las medidas que podemos tomar para protegernos del coranavirus en casa:

1. Ventilación natural.

Algo tan simple como abrir las ventanas unos 10 minutos al día en intervalos de 3×3 o 2×5 minutos es suficiente para conseguir que nuestro ambiente interior se renueve. Evitamos así el aire viciado que favorece el desarrollo de los microorganismos y la concentración de partículas que pueden ser perjudiciales para la salud. De esta forma se diluyen los contaminantes del aire interior consiguiendo mejorar su calidad.

2.Limpieza frecuente de filtros

En el caso de disponer de sistemas de ventilación mecánica (splits, fan coil,etc), se recomienda realizar con frecuencia la limpieza de los filtros que suelen ser de material plástico, así como los equipos, y tras la limpieza pulverizar alcohol sobre los mismos para desinfectarlos. Siempre que sea posible, se recomienda no utilizar este tipo de equipos si en la vivienda convive más de una persona al objeto de evitar la resuspensión de partículas que puedan  virus por toda la estancia.

3. No sacudir prendas textiles

No se recomienda sacudir prendas textiles, alfombras, cortinas, etc. en el interior de la vivienda ya que esto favorece la resuspensión de partículas de polvo donde puede encontrarse el virus.

4. Se aconseja aspirar mejor que barrer.

Siendo muy recomendable que la aspiradora incorpore filtros de alta eficacia (HEPA) ya que de esta forma estamos colectando el 99,995% de las partículas que aspira, mientras que los filtros de otras aspiradoras convencionales se quedan en un  40 – 60%.

5. Accionar la cisterna con la tapa cerrada.

Aunque la vía de contagio oral-fecal está en estudio, se ha demostrado para ciertos tipos de virus que ésta es una de las formas de contagio, por lo que se recomienda accionar la cisterna de los inodoros con las tapas cerradas para minimizar la liberación de gotas y residuos de las cañerías al aire respirable (aerosolización).

6. Los purificadores de aire portátiles pueden ser útiles.

Eliminan de forma eficaz las partículas del aire si incorporan filtros HEPA y si disponen de radiación UV. Además, pueden generar iones negativos para unirse a las bacterias, virus, hongos y otros microorganismos dañinos.

7. Limpieza de superficies.

Según el protocolo científico técnico elaborado por Sanidad, el virus puede permanecer en superficies de cobre, cartón, acero inoxidable y plástico durante 4, 24, 48 y 72 horas, respectivamente. Además, sobrevive 3 horas sobre el papel, de uno a dos días sobre madera, ropa y vidrio, y más de cuatro días en plásticos, billetes, mascarillas quirúrgicas y en el acero inoxidable.

La limpieza y desinfección de las superficies del hogar se debe hacer con los productos jabonosos de costumbre y usando siempre papel desechable. La desinfección de dichas superficies deberá ser siempre tras la limpieza, siendo los métodos más económicos los siguientes:

* una solución alcohólica, etanol al 70% – 85%, con tiempo de contacto entre 2 y 10 minutos.

* con hipoclorito sódico (lejía doméstica) 20 ml por litro, durante 5 minutos.

Lo más práctico son los alcoholes, aplicados sin secar, porque se evaporan. No obstante, existen una serie de productos incluidos en el listado de virucidas autorizados por el Ministerio de Sanidad y Consumo, al alcance de los usuarios no profesionales, que pueden encontrarse cada vez con mayor facilidad en droguerías, almacenes de productos de limpieza o hipermercados.

8. La colada.

Las prendas textiles deben lavarse de forma mecánica en ciclos de lavado completos a 60-90ºC. Para la manipulación de las prendas textiles “sucias” deben utilizarse guantes. No debe sacudirse la ropa para lavar.

9. Las compras.

Siguiendo las indicaciones de FEDECAI, para ir a la compra se deben seguir una serie de recomendaciones:

  • Evitar las primeras y las últimas horas del día en las que hay más masificaciones de gente.
  • Utilizar siempre mascarilla y guantes desechables.
  • Desinfectar el carrito o la cesta que vayamos a utilizar, respetar las distancias de seguridad y el aforo máximo.
  • No manipular los productos que vayamos a comprar y pagar siempre con tarjetas contact-less para evitar manipular billetes o monedas y no tocar el datáfono.
  • Usar geles hidroalcohólicos con asiduidad para limpiarnos las manos.
  • Desechar todos los envases cuando lleguemos a casa por si pudieran haber sido contaminados por otros clientes.

 

A pesar de que la OMS ha insistido últimamente en que el SARS-CoV-2 causante de la enfermedad Covid-19 no se transmite por aire sino a través de microgotas, sí advierte de que los aerosoles que se producen en los distintos sistemas y elementos de respiración asistida empleados en los hospitales pueden desplazar el virus por el aire más de 1 metro, por lo que este hecho debe tenerse en cuenta en el ámbito sanitario.

 

Esperamos que estas claves le sirvan de guía para poder mantener su hogar limpio y a salvo. En SELVAGGIA podemos ayudarle a mejorar la calidad del aire en casa realizando desinfecciones de su domicilio en caso de que haya alguna persona enferma de COVID-19 o por cualquier otro motivo. Asimismo, podemos ofrecerle soluciones para purificar el aire de su vivienda, negocio, oficina, etc.

Calidad del Aire Interior

¿Por qué debo medir la calidad del aire en el interior de mi empresa, hospital, hotel…?

¿Qué es la Calidad Ambiental Interior? Es el conjunto de condiciones ambientales en interiores. La calidad del aire en el interior viene medida por los niveles de contaminación química, microbiológica y factores físicos, que no afectan adversamente la salud de los usuarios y promueven su bienestar.

El control de la Calidad Ambiental en Interiores asegura (mediante el conocimiento, control y mantenimiento) unas condiciones ambientales en el interior de una edificación. Que no afecten adversamente a la salud, física o mental, ni al confort de los ocupantes. Y permita desarrollar adecuadamente las actividades para el uso al que está destinado un edificio o instalación determinada.

Es por ello que la calidad del aire del interior de los edificios que frecuentamos continuamente se debe controlar según las indicaciones del RITE (RD 238/2013). Es el Real Decreto que obliga a realizar mediciones de calidad del aire periódicas en los mismos. Nos referimos a nuestro lugar de trabajo, oficinas, comercios, concesionarios, centros comerciales, oficinas de la administración, hoteles, hospitales, centros de salud, gimnasios, restaurantes, etc.

El RITE hace referencia a cumplir las siguientes normas:

  • Norma UNE 171-330-1. Calidad ambiental en interiores, parte 1: Diagnóstico de calidad ambiental interior.
  • Norma UNE 171-330-2. Calidad ambiental en interiores, parte 2: Procedimientos de Inspección de calidad ambiental interior.
  • Norma UNE 171-340. Validación y cualificación de salas de ambiente controlado en los hospitales.
  • Norma UNE 171-350. Calidad ambiental en Hostelería.

 

Ámbito de aplicación*:

TIPO DE EDIFICIO NORMA QUE APLICA
Edificios con más de 70 kw de potencia nominal en climatización*.         Norma UNE 171-330-1 Y 171-330-2
Hospitales y Centros sanitarios con salas de ambiente controlado.          Norma UNE 171-340.
Hoteles, Hostales, Paradores, etc.          Norma UNE 171-350: Calidad

ambiental en    Hostelería.

 

* Edificios y todo tipo de recintos e instalaciones. Exceptuando los destinados exclusivamente a la actividad desarrollada en procesos industriales y/ o agrícolas.

Respirar una mala calidad del aire o un aire poco saludable puede afectar a nuestra salud. Provocándonos desde afecciones alérgicas hasta enfermedades de tipo respiratorio. En los casos más graves como en hospitales, infecciones graves que pueden llevar incluso a la muerte.

Es por ello que se ha regulado su control. Debemos ser conscientes de que el aire del interior de los edificios debe ser igual o mejor que el aire exterior. En caso de no cumplirse debemos tomar medidas correctoras* para solucionarlo.

* Las medidas correctoras pueden pasar por aumentar la ventilación natural del edificio. Como, por ejemplo, practicando ventanas en edificios herméticos o impulsando aire exterior al edificio para diluir la contaminación interior. También limpiando los conductos de aire acondicionado que son en muchas ocasiones fuentes de contaminación del aire interior. Por suponer un sustrato físico ideal para el asentamiento de partículas de polvo y con él los ácaros y microorganismos (hongos y bacterias) perjudiciales para el hombre.

Parámetros a medir

En la diagnosis de la calidad el aire interior se deben medir, según la normativa señalada, una serie de parámetros que serán los indicativos de una buena o mala calidad del aire.

En edificios no sanitarios los parámetros básicos a inspeccionar son los siguientes:

  • Evaluación higiénica de los sistemas de climatización.
  • Temperatura y Humedad relativa.
  • Dióxido de carbono.
  • Monóxido de carbono.
  • Partículas en suspensión.
  • Conteo de partículas.
  • Bacterias y hongos en suspensión.

 

En hospitales y ambiente sanitario, en las salas de ambiente controlado como quirófanos los parámetros a medir son además de éstos los siguientes:

  • Ruido.
  • Presión diferencial.
  • Validación colocación filtro absoluto.
  • Caudales y renovaciones/ h.
  • Sentido del flujo del aire.
  • Ensayo de recuperación de la sala.

Existen otros parámetros complementarios que son opcionales en función del criterio del Técnico Superior de Calidad del Aire Interior (TSCAI). Tales como iluminación ambiental, campos electromagnéticos, ozono, electricidad estática, olores….

Medición en quirófano

Medición en quirófano

¿Quién es el Técnico Superior en Calidad del Aire Interior?

Se encarga del diseño de la estrategia de muestreo, firmar del diagnóstico y  declarar la conformidad de la inspección. Pudiendo también ser quien realice las mediciones de los parámetros, así como la elaboración del informe de resultados. El Técnico Medio en Calidad de Aire Interior sólo puede realizar las mediciones e inspecciones visuales en la ejecución de una inspección de calidad ambiental en interiores.

Ambos técnicos deben formarse en una entidad de reconocido prestigio. Como las asociaciones de calidad del aire existentes en los distintos puntos del territorio español. Siendo la que corresponde a Andalucía ASURCAI. Las asociaciones organizan cursos a lo largo del año para formarse como TSCAI y como TMCAI (Técnico Superior y Medio de Calidad del Aire Interior respectivamente).

Actualmente está abierta la convocatoria para inscribirse en un curso que tendrá lugar en Córdoba. Impartido por ASURCAI en los días 28 al 31 de octubre de 2019.

SELVAGGIA dispone de Técnicos TSCAI con dilatada experiencia en la realización de inspecciones de calidad ambiental en interiores. Así como de medios y equipo humano para implementar medidas correctoras derivadas de un estudio no conforme. Tales como la limpieza y desinfección de conductos de aire acondicionado, eliminación de olores, etc.