Mosquito

Descubre cómo evitar que el mosquito amargue tu verano

La llegada del verano y, con ella, del calor conllevan la presencia del mosquito. Para evitar que este insecto nos amargue esta época tenemos que ser proactivos. Entre las medidas de control debemos tener en cuenta las relacionadas con los elementos estructurales, las higiénico-sanitarias, ambientales y educacionales. También las físicas y biológicas y, finalmente, las químicas.

De forma general se diferencian dos tipos de medidas:

1. MEDIDAS PREVENTIVAS:

– Eliminación de hábitats larvarios. Estos pueden ser recipientes con agua, platos de macetas, cubos, ceniceros, bebederos de mascotas o neumáticos. También hay que tener especial cuidado con cualquier otro recipiente susceptible de almacenar agua temporalmente.

– Soluciones constructivas: Impermeabilización de sótanos inundables, reparación de fugas, diseño de viviendas que eviten los espacios donde puedan proliferar los mosquitos, etc.

Actuaciones urbanas

Para luchar contra los mosquitos en el ámbito urbano, es fundamental la eliminación de puntos críticos de desarrollo larvario. En esta actuación es de gran importancia la participación ciudadana. Ya que muchas de las zonas y puntos en los que se pueden desarrollar los mosquitos se encuentran en zonas privadas. Se resaltan las siguientes actuaciones:

– Eliminar las latas, neumáticos u otros recipientes que puedan retener agua. En su defecto, rellenarlos con arena u otros materiales que impidan el depósito de agua de lluvia.

– Evitar que el agua se acumule en los platos de las macetas o en los bebederos de gatos y perros.

– Mantener los canalones en buen estado, a fin de impedir la retención de agua de lluvia.

– Revisar grifos y equipos de aire acondicionado para eliminar charcos y depósitos de condensación.

– Reparar o sellar las fugas en cañerías y lavaderos que generen acumulación de agua.

– Tapar o drenar charcos y huecos en los árboles, con arena, por ejemplo.

– Inspeccionar si existen filtraciones en cisternas, pozos negros y fosas sépticas. Hacer accesibles y revisar periódicamente las cámaras sanitarias bajo forjado. Mantener ventilado y en buen estado esos espacios y las estructuras de saneamiento (arquetas y canalizaciones).

– Eliminar el agua retenida en lonas utilizadas para cubrir barcos, piscinas y otros equipos e instalaciones.

– Evitar el riego excesivo de zonas verdes y la acumulación de agua durante varios días.

– Evitar la entrada de mosquitos al interior de los edificios mediante barreras mecánicas (telas mosquiteras) en ventanas y puertas.

-Eliminar la vegetación excesiva. Desbrozando, cortando el césped con regularidad y talando o podando la vegetación cercana a los edificios. Así se reduce el número de áreas donde los mosquitos adultos encuentran refugio.

2. MEDIDAS DE CONTROL

En cuanto a las medidas de control, destacan la limpieza y mantenimiento del hábitat y refugio de los mosquitos.

Si has aplicado las medidas preventivas y las correctoras sin resultado o no puedes controlar el problema, cuenta con nosotros. En SELVAGGIA trataremos de buscar la solución más adecuada a tu instalación.

Realizamos básicamente dos tipos de tratamientos:

–  Tratamiento con larvicidas, principalmente biológicos, de los hábitats larvarios que no puedan ser eliminados. Tales como canalones, sistemas de recogida de agua de lluvia (imbornales y colectores), piscinas, estanques y fuentes ornamentales, entre otros. El larvicida normalmente utilizado está basado en Bacillus thuringiensis.

–  En el caso de que se deba realizar un tratamiento de choque contra adultos (infestación de cámaras sanitarias bajo forjado u otras causas), se realizan preferiblemente tratamientos con insecticidas piretroides.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.